viernes, 6 de julio de 2012

La Taxonomia



                                                                Que es la taxonomía


La taxonomía es aquella rama de la sistemática dedicada a nombrar, describir y clasificar a los organismos o especies. Dentro de la taxonomía existe un proceso que consiste en asignar a los organismos a grupos en base a su semejanza y relaciones; ese proceso es la clasificación que se basa nuevamente en las semejanzas homólogas (los caracteres heredados de un mismo antepasado) y aquellas análogas (los caracteres adquiridos mediante adaptación), las que difieren debido a que algunas de las características de los organismos son adquiridas por adaptación, y otras por tener un antepasado en común  y esto suele ser motivo de gran confusión para los taxónomos, los que dedican años de estudios a una especie para poder así asignarle a un grupo taxonómico o "taxón".


La Taxonomía Organiza A Los Seres Vivos

Si miramos a nuestro alrededor nos damos cuenta de que hay un gran diversidad de organismos en la tierra. Hay millones de especies diferentes pero solamente una pequeña parte, más de 2 millones están clasificadas. El mismo organismo puede tener diferentes nombres en otros idiomas. Distintos seres comparten similitudes estructurales y bioquímicas. Estas similitudes que son una prueba de parentesco entre la especie viviente  las especies extintas, constituyan la base de la clasificación actual.
  
 Colombia es famosa por su biodiversidad  y se encuentra entre los 17 países biológicamente más ricos del mundo. En él se encuentra cera del 15% de todas las especies existentes, y es considerado el país más diverso en aves. Ocupa también el primer lugar en anfibios, el segundo en plantas y el tercero en reptiles. Es importante garantizar la conservación del patrimonio natural, ya que es único en el ámbito mundial.



                                                                         
                                                                   
La Historia De La Taxonomía

La necesidad de entender a la naturaleza y clasificar a los seres vivos favoreció la creación de la Taxonomía, ciencia que se encarga de ordenar los organismos, clasificarlos según su parentesco con otras especies. Uno de los primeros sistemas taxonómicos fue ideado por Aristóteles, quien dividió a los seres vivos a los dos grandes grupos: animales y plantas. Los animales los subdividió, según su comportamiento y habitad, en dos grupos: terrestres y acuáticos y las plantas en tres grupos: hierbas, arbustos, arboles. Aun con todos los errores que presentaban, este sistema fue la base de la clasificación por más de 2.000 años. Alrededor del siglo XVII los biólogos comenzaron a clasificar a los organismos según sus similitudes de forma y estructura. Examinaron la anatomía interna y el aspecto exterior de cada uno. Esto los ayudó a reunir los animales y plantas en grupos que tenían más sentido y lógica que los de Aristóteles.
En el siglo XVII cuando los naturalistas empezaron sus viajes por todo el mundo en busca de otras formas de seres vivos, se reconoció la necesidad de un nuevo sistema de clasificación. El naturalista sueco Carl Von Linné fue conocido como Lineo y ideó el actual sistema de clasificación, que se basa en la afinidad de características morfológicas que hay entre los diferentes organismos. Los organismos que posee el mayor numero de características comunes son de mayor parentesco, por eso se dice que pertenece a la misma categoría o especie. Dos o más especies similares se agrupan en una categoría llamada Genero. Así se siguió reuniendo a los seres en categorías de afinidad, como familia, orden, clase, clase filo, y reino.



La Taxonomía Hoy


La taxonomía y especialmente la agrupación de los organismos en las categorías superiores no son fáciles. La base de la clasificación es la especie, la única categoría que tiene una identidad biológicamente precisa. Los individuos que pertenecen a esta categoría tienen un cumulo de genes en común que pueden entrecruzarse y tener descendencia fértil. Las categorías superiores de la especie no tienen una identidad biológicamente precisa, porque son los biólogos mismo0s quienes deciden los límites entre un género y otro o una familia y otra. Por supuesto los taxónomos agrupan los organismos según características taxonómicas no solamente superficiales sino también bioquímicas, embrionarias, morfológicas y fisiológicas  

Las mismas pruebas de la evolución son fundamentales en la clasificación actual.


Los avances tecnológicos del siglo XX ayudaron a los taxónomos a desarrollar un nuevo sistema de clasificación.  Las características morfológicas empelados únicamente por ellos, y que se podían distinguir a simple vista, constituyen un elemento de la clasificación de hoy

Linneo ideo su sistema en el siglo XVIII, basado en los conocimientos de entonces.

Sin embargo, con el desarrollo del microscopio se descubrieron los microorganismos, muchos de los cuales no se comportan ni como plantas ni como animales.  Los microorganismos tienen una organización bioquímica exclusiva.


Estos organismos llamados procarioticos, se clasifican en el reino mónera. Los microorganismos unicelulares Eucarioticos, se clasifican en el reino protista, que si tienen un núcleo y otros organelos. El reino hongo surgió por la necesidad de agrupar los ecuarioticos que no se comportan ni como animales ni como plantas. Hoy se clasifican los seres vivos en cinco reinos teniendo en cuenta el tipo de células que lo conforman, en numero de ellas, en la manera como se alimentan,  entre otros criterios.


Los cinco reinos y su orden evolutivos son: mónera, protista, hongos, vegetal y animal.



 Taxonomía En Las Plantas

El reino vegetal, como se denomina a este grupo de seres vivos, comprende millones de especies distintas unas de otras. Al ser tantas y  para conocerlas mejor, se clasifican de distintos modos.
Nosotros vamos a atender a dos clasificaciones:

                           Clases de plantas según su tamaño:
·         Árboles
    ·         Arbustos
                        ·         Plantas herbáceas


Clases de plantas según su forma de reproducirse:
Plantas sin flores: Criptógamas
                                                   ·         Musgos
                                                      ·         Helechos
                                                 ·         Algas

Plantas con flores: Fanerógamas
·         Gimnospermas
·         Angiospermas

       Clases de plantas según su tamaño
Hay tres grandes tipos de plantas

Los arboles
Los árboles son las plantas más grandes que existen.
Los hay de muy distintas formas y tamaños, desde pequeños árboles frutales hasta las secuoyas, que son los árboles más grandes, pues alguna de ellas mide 84 metros de altura y tienen más de 3500 años.
Los árboles también se diferencian de los demás vegetales porque tienen un sólo tallo, llamado tronco, que es duro y  leñoso.
Un gran número de especies de árboles pierden las hojas con la llegada del frío invernal. Lo hacen para defenderse del frío y que no se les congelen las hojas con las heladas. Con la primavera, le brotarán nuevas hojas por todas sus ramas. Les llamamos árboles de hoja caduca. Por nombrar algunos ejemplos, tienen la hoja caduca el almendro, el olmo y el abedul.
Otras especies de árboles no pierden las hojas durante el invierno, sino que las van renovando durante todo el año. Les llamamos árboles de hoja perenne. Es el caso del pino, el abeto, la encina o el olivo.

Los arbustos
Son vegetales más pequeños que los árboles, pero más grandes que las hierbas.
Tienen varios tallos que en algunos arbustos son leñosos. Al igual que  los árboles, algunos pierden las hojas en invierno. También los hay adaptados  a distintos tipos de climas. Unos pueden resistir las heladas del invierno;  otros soportan grandes periodos de sequía; otros están adaptados a vivir en  zonas muy calurosas; etc.
Hay numerosas especies de arbustos; Algunos de ellos son los rosales,  la jara y la aulaga.

Las plantas herbáceas
Las hierbas son pequeñas plantas que sobresalen del suelo unos pocos  centímetros. La mayor parte de ellas tienen una vida corta, de uno o dos  años. La mayor parte del suelo del planeta está cubierto de plantas herbáceas  silvestres. Otras son cultivadas para proporcionar alimento a seres  humanos o animales y algunas también se cuidan como plantas de adorno  por su belleza.
Son plantas herbáceas el trigo, la amapola o el perejil.

Plantas sin flores y plantas con flores
·         Plantas sin flores
Muchas plantas no producen flores en ningún momento de su vida. A  este grupo de vegetales se les denomina en  Botánica plantas
"criptógamas". Su forma de reproducirse es por esporas.
Las plantas más conocidas de las que no tienen flores son los musgos,  los  helechos y las  algas. Son los primeros vegetales que empezaron a  existir y  vivieron en épocas que aún no existía el ser humano. Suelen habitar  en bosques y lugares muy húmedos porque necesitan que sus esporas  naden sobre agua para reproducirse.
Los musgos son las plantas terrestres más primitivas y  con forma más sencilla. Son unos vegetales pequeños que  habitan en lugares muy húmedos y sombríos, pues no toleran el  sol directo. Los encontramos en la tierra, bajo la sombra de  bosques húmedos, tapizando cortezas de árboles o rocas lisas; pero siempre en zonas de umbría.
Los  helechos  también son vegetales muy antiguos.
Hace 300 millones de años los helechos eran mucho más abundantes que ahora. Algunos eran tan grandes como enormes árboles y formaban auténticos bosques. Sus restos putrefactos y enterrados han dado lugar, con el paso de millones de años, al carbón.  También necesitan vivir en zonas muy húmedas y frescas.
Las algas son un grupo de vegetales que viven dentro del agua. Muchos científicos dudan que pertenezcan al reino vegetal, pues no presentan todas las características y funciones de los vegetales. De las algas proceden el resto de las plantas. Fueron el origen de los vegetales porque, con el paso de millones de años, algunas especies enraizaron en la tierra dando lugar a otros vegetales como los musgos y helechos.   Las algas crecen en el fondo del mar o pegadas a las rocas y las hay en mares, ríos, lagos y charcas. Tienen formas y colores muy variados. Son bastante distintas al resto de vegetales, pues no tienen raíz ni tallo ya que al vivir dentro del agua, no necesitan de esos órganos para absorberla.
Hacen la fotosíntesis y algunas de ellas son microscópicas. Un ejemplo de algas lo podemos ver en el verdín de las charcas, en lagos, ríos y sobre todo en el mar, donde se dan muchas especies de colores verdes, amarillas, azules o rojas.

·         Plantas con flores
La mayor parte de las especies vegetales se reproduce mediante flores. En Botánica a estos vegetales se les llama plantas "fanerógamas".
 Para ellas no es imprescindible que haya agua para reproducirse, por lo que pueden crecer por zonas que no sean húmedas.
En las flores la planta tiene sus órganos reproductores. De las flores se forman los frutos y las semillas, que son necesarias para que una planta de esta clase se reproduzca.
Algunos vegetales producen flores una o dos veces cada año, como los naranjos o los jazmines; otros sólo producen flores una vez en toda su vida.
La pita, por ejemplo, es una planta con espinas, que crece silvestre por toda la zona cercana al Mediterráneo. Soporta la sequía almacenando agua en sus gruesas hojas. Hasta los 20 o 25 años no produce flores y muere tras la floración.

Las plantas con flores se dividen en dos grandes grupos

Las gimnospermas no tienen frutos para proteger la semilla:

Sus flores son muy simples y suelen pasar inadvertidas a nuestra vista. Son gimnospermas, por ejemplo, los pinos, los abetos y los cipreses. Son las plantas con semillas más antiguas.

Las angiospermas son las plantas más recientes y mas evolucionadas:
Tienen flores complejas que suelen ser llamativas a nuestra vista. Las semillas están recubiertas por un fruto que las protege. Son la fuente de alimentación  del ser humano y de muchos mamíferos. De ellas también se obtiene gran número de materias primas y productos naturales. Los jazmines, los rosales, el trigo y la encina son angiospermas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada